Produtos ATEX para a sua segurança

Produtos ATEX para a sua segurança

Ao trabalhar com matérias inflamáveis, não se devem subestimar os perigos inerentes. Aplicando meios de produção elétricos e também não elétricos, são produzidos fontes potenciais de ignição, que em atmosferas explosivas pode levar a graves consequências.

Empregando meios de produção com proteção ATEX, pode-se contribuir de forma significativa na proteção e segurança diária dos seus trabalhadores e instalações.

O whitepaper de DENIOS para a proteção contra explosões.

As normas e leis definem múltiplas obrigações para a aplicação de meios de produção em ambiente ATEX, obrigações tanto para a empresa usuária como para o fabricante. Consulte o nosso atualizado whitepaper.

Vêr o Guia branco DENIOS sobre ATEX

Vêr o Guia branco DENIOS sobre ATEX

Os nossos produtos ATEX recomendados


Guía blanca DENIOS sobre ATEX

En la técnica de almacenamiento de sustancias peligrosas, la protección ATEX tiene un papel importante que no se debe subestimar En el caso ideal, las directivas ATEX de la UE para productos y empresas deberían aplicarse directamente en el desarrollo de nuevos productos, como por ejemplo en los aparatos de manipulación de bidones de DENIOS. Los usuarios y los fabricantes tenemos una gran responsabilidad.

¿Cómo podemos evitar las explosiones?

El desencadenante de una explosión es la combinación de oxígeno, una materia inflamable y una fuente de ignición. Importante es sobre todo la relación de mezcla entre el oxígeno y la materia inflamable. Un caso especial es la explosión de polvo, donde además importa la distribución del polvo. La premisa para una explosión es la adecuada concentración de la materia. Debe estar entre el límite inferior y superior para la explosión, que depende de la materia. Si no se alcanza el límite inferior, la concentración de materia es escasa y no se produce una atmósfera explosiva. Si el ambiente esta saturado con la materia inflamable, se ha alcanzado el límite superior, la concentración de oxígeno es insuficiente y no se puede producir una explosión. Para evitar una explosión hay que procurar entonces que no haya una mezcla adecuada de oxígeno y la materia inflamable, o se debe excluir la posibilidad de una fuente de ignición.

Zonas ATEX y su clasificación

El entorno de la materia inflamable y con ello el tema de la desgasificación se divide en tres zonas espaciales y temporales. Para explicarlos sirve el ejemplo de un camión cisterna cargado con una mezcla de gasolina. Dentro del depósito existe la mayor concentración de atmósfera explosiva justo por encima del nivel de líquido. Aquí se encuentra la zona 0.

Al descargar la cisterna, la zona 1 correspondería al entorno inmediato del grifo o de la manguera de salida. En esta zona ha disminuido la probabilidad que se produzca una atmósfera peligrosa con potencial explosivo.

A mayor distancia del grifo de salida la concentración de la materia y la probabilidad de una atmósfera peligrosa han disminuido tanto, que este ámbito se clasifica como zona 2.

Dependiendo de la zona deben adaptarse diferentes medidas de seguridad para evitar explosiones.

Zonas ATEX

Responsabilidades de usuarios y fabricantes

Es responsabilidad de la empresa usuaria la mejora de la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores que pueden correr peligro debido a una atmósfera con potencial explosivo. Para esto se aplica la directiva ATEX 1999/92/EG y su adaptación a la legislación española. Se debe prestar atención a los siguientes puntos:

  1. Evitar o limitar la formación de una atmósfera con potencial explosivo.
  2. Evitar una fuente de ignición efectiva.
  3. Limitar los efectos de una posible explosión a un nivel inocuo.

La secuencia de las medidas en este caso corresponde a su prioridad. La empresa usuaria debe redactar además un documento de protección contra explosiones donde entre otras cosas se definen las zonas. Esto se define en el reglamento de seguridad de la empresa. Solamente la empresa usuaria conoce perfectamente el ámbito y puede valorar la interacción de las diferentes máquinas, actividades, del personal, etc.

El documento de protección contra explosiones es una parte esencial de la valoración de peligros según §5 de la ley de protección laboral y con esto también una parte fundamental de la gestión de protección laboral en la empresa.

El fabricante de productos que se emplean en ámbitos con atmósfera con potencial explosivo tiene a su vez la obligación de desarrollar y comercializar estos productos para su uso seguro. Esto se regula con la directiva de productos ATEX 2014/34/ EU que armoniza las legislaciones nacionales dentro de la UE. Se necesita mucho tacto, porque los productos con una posible fuente de ignición necesitan un marcado específico. Es importante, que el fabricante valore y determine en que zona puede emplearse su producto. La empresa usuaria por su parte debe fijarlo con su documento de protección contra explosiones y la definición de las zonas.

ATEX, atmósferas explosivas

Ejemplo de uso: Manipulación de bidones

A través de un producto desarrollado por DENIOS para su empleo en el ámbito ATEX se ve claramente como las directivas ATEX desempeñaron un papel importante en el proceso de desarrollo.

Se trata de la carretilla para bidones ergonómica Secu Comfort en versión antielectricidad estática . Este producto se emplea siempre para manipular o trasladar bidones de 200 litros en el ámbito de la técnica de almacenamiento de sustancias peligrosas y se desarrolló específicamente para su empleo en el ámbito ATEX.

Durante las fases iniciales de concepción y diseño ya se prestó atención a evitar posibles fuentes de ignición. En este caso no existen superficies calientes, pero durante la manipulación con la Secu Confort se pueden producir cargas electrostáticas. Para no ocuparse solamente de las fuentes de ignición evidentes a primera vista, redactamos un análisis de peligros y de fuentes de ignición, empezando con ello en fase de diseño y siguiendo a través de la construcción hasta la puesta en el mercado del producto.

Los resultados de ambos análisis deben respectarse ya en la fase de desarrollo en curso. Si solamente se valorase al final del desarrollo del producto, posiblemente sería inviable realizar las modificaciones imprescindibles. En el caso de la carretilla para bidones Secu Comfort se tuvieron en cuenta sobre todo las chispas originadas por la fricción mecánica y la carga electrostática. Con el diseño de la construcción se excluyó la formación de chispas. Para excluir también la carga electrostática como fuente de ignición, la carretilla Secu Confort se diseñó antielectricidad estática. Así no hace falta conectar el producto mediante conexión equipotencial a tierra. Siguiendo las directivas para productos ATEX, el fabricante incluye toda la  información detallada en el manual del usuario.

En la técnica de almacenamiento de sustancias peligrosas, el tema ATEX se puede afrontar sin perjuicio para el usuario, si se aplica de forma sistemática y estructurada y si se respectan las normas y directrices.

¿Quiere más información?
Llame al teléfono gratuito   900 37 36 15
para hablar con uno de nuestros expertos.